martes, 2 de marzo de 2010

Diario para quien aún no llega.


Últimamente las personas a mi alrededor se cuestionan acerca de la persona a quien amo. ¿Cómo alguien puede amar a una persona que no conoce? Bueno, es simple. Yo te conozco. Me encuentro con vos cada noche. Cada latido de mi corazón te dice cuánto te quiero. Yo escribiré todas las semanas para que cuando llegués sepás todo lo que pensaba. Es mi diario. No sé donde estás. Pero sueño con el día en que te voy a conocer. Me aferro a saber que llegarás, algún día pero llegarás. Pero sabés algo? En estos tiempos todo anda medio confuso. Hay algo así como una epidemia de amor. Muchas personas han encontrado a sus parejas. ¿Y yo? Yo no mi amor, yo te espero a vos; aunque por momentos me siento sola, y quisiera ser parte de dicho fenómeno. Pero me guardo, cuido mi corazón de heridas innecesarias. Quiero que cuando vengás yo esté bien. Desde ahora preparo el momento. Yo te quiero a vos, no quiero pensar en nadie más. Porque sé que vendrás, yo lo sé. Y me amarro a creer en nuestro amor. Amor el cual nadie logra comprender. Ahora entendí que te amo tanto, que decidí negarme a todos los demás. Yo te sueño. Yo te espero, y seguiré esperándote; soñándote cada noche en mi ventana. Viendo como la luna conspira segundo a segundo para que nos encontremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario